Un bar en el Folies**

Un bar en el Folies (Le Bar aux Folies Bergere) es una pintura creada por el artista francés Edouard Manet, en el período que va entre 1881 y 1882. Se trata de una pintura realizada en óleo sobre lienzo del tamaño de cm 96 x 130 cm y se mantienen en Londres, en la Galería Courtauld.

Un bar en el Folies

Un bar en el Folies

Esta es sin duda la voluntad del pintor, ya que muestra la evolución de la artística, que pasa realista del amor por el diario, el gusto por la naturaleza muerta; el uso de colores planos y claroscuro sin la sugerencia de las luces se refleja en el espejo detrás de la barra.

Un bar en el Folies

Estamos siendo testigos de miembro de pleno derecho de una auténtica del autor al estilo impresionista, que Manet había ayudado a crear, sino de la que siempre había mantenido su distancia. Estamos en un entorno moderno que representa a la burguesía parisina de la época en la gran sala del Folies-Bergere. La impresión que se desprende es la de estar frente a una escena convencional, en la que la dama Suzon está situado en el centro de la pintura nos está mirando con un marcado carácter absorbida. El camarero se representa, también con una mirada triste y ausente, sin tener en cuenta el ruido que lo rodea, porque la multitud se encuentra presente en la sala, que simboliza la metáfora de la crisis social de la era de la industrialización.

Un bar en el Folies

El espacio de representación es muy limitado e incluye sólo la parte superior de la barra y la zona detrás de donde la camarera, el carácter real de que Manet pintó en varias de sus obras. El espejo que está detrás de la mujer revela todo el movimiento de la multitud que se encuentra dentro de la habitación, lo que permite la duplicación de la figura de la mujer y lo que nos permite admirar el reflejo de un hombre que está delante. Este efecto ilusionista de amplitud se refleja probablemente un homenaje a la obra maestra del pintor español Velázquez.

Los penetra la luz, de modo impresionista, gracias a grandes candelabros reflejados en el espejo, con el uso de colores puros, vivos, la animación de la misma trama. El artista, con toques de color, puede dar la impresión de la multitud y el ruido que producen las damas y caballeros en la habitación. En primer plano, en el marco, destacan el frutero, botellas, ropa y camarera finalmente peinado.

Gracias a la inmediatez de la visión, la claridad de la luz, la simplicidad de la asignatura, la pintura se considera un verdadero hito para la generación impresionista. Manet, gracias a su trabajo, se abrió de forma permanente y lo absoluto pintura de la calle de las emociones y de la libertad de expresión.

biografieonline

¡Click aquí para regresar a la página de inicio del blog!

Anuncios

Acerca de Andrés Cifuentes Lozano

Un erudito es aquel que muestra menos de lo que sabe; un periodista y un consultor, lo contrario; la mayoría cae en algún punto entre ambos. "Ahí estoy yo"
Esta entrada fue publicada en Cuadros Famosos y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s