Manuel Altolaguirre (Málaga, 1905-Burgos,1959)

‘… No me perdonaba el haber pasado una tarde, una mañana, unas horas de la noche, sin pensar en ella. Como si mi vida fuera un camino para encontrarla’. (del libro ‘generación del 27. poemas’. Autor: José Antonio García)


1190909314595_altolaguirre200Nacido en el seno de una familia de origen burgués que tras la muerte del padre, acaecida en 1910, padece apuros económicos. Se educa en un colegio jesuita, donde conoce a José María Souvirón y José María Hinojosa, quienes le ayudan a fundar la revista Ambos (1923).

Tres años más tarde, en compañía de Hinojosa y Emilio Prados, crea la revista Litoral (1926-1929), plataforma de difusión de la estética de los jóvenes creadores, ocupándose tanto de su edición como de la de los libros adjuntos, en el marco de la Imprenta Sur, de la que es socio.

En dicha imprenta se publican títulos tan significativos como Canciones de Federico García Lorca, La amante de Rafael Alberti o Perfil del aire de Luis Cernuda, además de sus dos primeros poemarios, Las islas invitadas y otros poemas (1926) y Ejemplo (1927). A principios de 1930, tras su disolución profesional con Prados, decide comprar una pequeña imprenta casera y editar en solitario la revista Poesía (1930-1931), aventura que inicia en Málaga y concluye en París, donde residía desde finales de 1930.

A su vuelta a España, en otoño de 1931, se instala en Madrid, ciudad en la que aparece su tercer libro, Soledades juntas (1931). Por mediación de García Lorca, conoce a la poeta e impresora Concha Méndez, con la cual se asocia. Ambos adquieren una imprenta de mano que instalan clandestinamente en una habitación del Hotel Aragón y que tras su boda, celebrada en junio de 1932, trasladan al domicilio familiar situado en la calle Viriato.

Con escasos medios técnicos edita, junto a Méndez, la revista Héroe (1932-1933), concebida en seis entregas, compuestas cada una por un único pliego de papel y tipos Bodoni de diverso tamaño, en cuyas páginas publican casi todos los miembros de la hoy conocida como Generación del 27.

1190909005459_conchamendezmanuelaltolaguiAsimismo, imprime la colección La Tentativa Poética. Gracias a una beca de la Junta de Ampliación de Estudios marcha con Méndez a Londres. Allí consiguen una nueva máquina de imprimir que ofrece mayores posibilidades, con la que editan la revista 1616 (1934-1935), donde se publica tanto poesía española contemporánea como poesía en lengua inglesa perteneciente a diversas épocas.

En el verano de 1935 el matrimonio regresa a España, llevándose consigo la imprenta inglesa que utilizan para publicar la revista Caballo Verde para la Poesía (1935-1936), cuya dirección confían a Pablo Neruda, y la colección Héroe.

Además de libros de gran importancia, entre los que destacan Primeras canciones de Federico García Lorca, El rayo que no cesa de Miguel Hernández, Salón sin muros de José Moreno Villa o La realidad y el deseo de Luis Cernuda, imprimen La lenta libertad (1936) y una nueva edición aumentada de Las islas invitadas (1936), obras del propio Altolaguirre.

Al estallar la guerra civil se posiciona a favor de la República. En invierno de 1936-1937 se traslada a Valencia, donde forma parte del grupo de artistas que editan la revista Hora de España. Un año más tarde, destinado al XI Cuerpo del Ejército del Este, se encarga de Granada de las Letras y de las Armas y, posteriormente, de Los Lunes del Combatiente.
En 1939, tras haberse refugiado en París, parte al exilio con Méndez y la hija de ambos. En La Habana, con la ayuda de algunos amigos, el matrimonio consigue establecer otra imprenta, La Verónica, en la que editan la colección poética El Ciervo Herido.

Publica tanto obras de exiliados como de escritores cubanos del momento, imprime la revista Nuestra España (1939-1941), cuida la revista cubana Espuela de Plata (1939-1941) y lanza dos revistas propias, Atentamente (1940), en cuyas páginas aparecen las primeras reflexiones de sus memorias, y La Verónica (1942), compuestas y encuadernadas a mano.

En 1943 se traslada a Ciudad de México con Méndez, de la que se separa al poco tiempo. En abril de 1944, Altolaguirre edita un nuevo libro, Poema de las islas invitadas, primer suplemento de la resurgida revista Litoral. A principios de 1945 funda con María Luisa Gómez Mena, su nueva pareja, la editorial Isla, en la que aparecen libros de autores clásicos como Cervantes o Calderón, junto con obras de José Bergamín o Moreno Villa. Asimismo, publica su poemario Nuevos poemas de las islas invitadas (1946).

La editorial Isla tuvo problemas administrativos desde el principio y en 1946 entra en quiebra. Por este motivo, el poeta se une con otro impresor, Roberto Barrié, en cuya imprenta ven la luz dos números de la revista Antología de España en el Recuerdo (1946). Después de trabajar como guionista en la Panamerican Film, Altolaguirre edita Fin de un amor (1949). En 1950, en colaboración con Gómez Mena, establece la compañía cinematográfica Producciones Isla.

Tras otra estancia de dos años en La Habana, vuelve a México para acometer la adaptación del comentario de Fray Luis de León sobre El cantar de los cantares, película que presenta fuera de concurso al festival de San Sebastián. En el camino de vuelta hacia Madrid, un accidente de coche termina tanto con la vida de Gómez de Mena como con la del propio Altolaguirre.

El poeta pide por su voz

La voz es la esperanza que se amasa

con sangre de silencios y de ruido,

miedo sonoro, porvenir de olvido,

perro ciego en la puerta de mi casa.

La voz es una llama que fracasa

con su rojo propósito aterido;

en los labios estaba y se ha perdido,

que venga Dios a ver lo que le pasa.

¿Adonde irá mi voz con su estatura

mínima y luminosa de vilano?,

¿quién le presta las alas para el vuelo?

Procure yo en su frágil andadura

que el aire me la lleve de la mano

y Dios no quiera que se caiga al suelo.

Manuel Alcántara

 

1177580849638_generacion_del_27.poemas_800Generación del 27. poemas.
La nueva manera de mirar la realidad en la poesía del 27.
Autor: José Antonio García
Publicación: León, Editorial Everest, S. A., 2007.
Páginas: 349
I.S.B.N.: 84-241-1842-6

Antología de poemas y estudio de los diez componentes más representativos del grupo poético del 27. Su objetivo es aproximar a los lectores la obra de los poetas que conforman dicho grupo a través de textos de fácil comprensión. Incluye también una introducción en la que se contextualiza desde el punto de vista histórico y artístico literario a esta generación y se traza la evolución de la misma. Los textos intercalan ilustraciones de Enrique Sánchez Moreiro.

 

cervantesvirtual

¡Click aquí para regresar a la página de inicio del blog!

Anuncios

Acerca de Andrés Cifuentes Lozano

Un erudito es aquel que muestra menos de lo que sabe; un periodista y un consultor, lo contrario; la mayoría cae en algún punto entre ambos. "Ahí estoy yo"
Esta entrada fue publicada en Generación del 27 y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s